Acatlán de Pérez Figueroa.- Las fuertes rachas de vientos y tormenta eléctrica que se registró ayer en la región dejó en penumbras el municipio y prácticamente paralizó la economía.

La gasolinera principal se quedó sin servicio, debido a que hasta las 18:00 horas no había energía eléctrica y los comercios cerraron porque los locales quedaron a oscuras.

Automovilistas que pretendían cargar combustible en la gasolinera de Acatlán tuvieron que viajar a Vicente Camalote y otros a Almolonga, debido a que la gasolinera suspendió el servicio por falta de energía eléctrica.

El aguacero que azotó la zona, inició alrededor de las 16:00 horas de ayer y hasta cerca de las 18:00 horas continuaba e inundó caminos del tramo estatal.

La tormenta eléctrica provocó apagones en varias comunidades, los negocios quedaron en penumbras y en algunas viviendas, los moradores, decidieron salir a la calle porque sus hogares
estaban a oscuras.

“No hay energía eléctrica, no sabemos dónde fue la afectación, pero ya tenemos un buen rato sin servicio de luz”, dijeron algunos pobladores de la cabecera municipal.

Hasta la noche de ayer no había servicio de energía en varias comunidades ni reportes oficiales sobre afectaciones en aparatos electrónicos por los apagones que se registraron durante la lluvia.

Las autoridades municipales no tenían un informe oficial de posibles problemas en comunidades por las fuertes rachas de viento, tormenta eléctrica y lluvias que cayeron en la región.