El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó este sábado al “estado profundo” de retrasar el proceso de validación de las vacunas para perjudicarlo y evitar que haya una vacuna disponible antes de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, en las que busca la reelección, dando a las teorías de la conspiración.

En concreto, apunta a la Administración de Alimentación y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) de dificultar la selección de personas para las pruebas de las vacunas.

“El estado profundo o la FDA está haciendo que sea muy difícil que las farmacéuticas consigan gente para las pruebas de las vacunas y las terapias. Evidentemente esperan retrasar la respuesta hasta después del 3 de noviembre. ¡Hay que concentrarse en la velocidad y en salvar vidas!”, publicó Trump en su cuenta oficial y personal en Twitter.