El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó este viernes que el dramático aumento del índice de desempleo hasta el 14.7 por ciento en abril por el coronavirus “no es una sorpresa” dado que se ha tenido que cerrar la “economía artificialmente”, y prometió que “todos esos empleos volverán pronto”.
“No es una sorpresa. Todo el mundo lo sabe. Ni siquiera los demócratas me están culpando por eso”, dijo en una entrevista en la cadena conservadora Fox en referencia al partido de oposición.