El Presidente de EU, Donald Trump, decretó este lunes la restricción del empleo de extranjeros en el Gobierno federal cuya contratación sustituya “injustamente” a trabajadores estadounidenses con “mano de obra foránea” y empleos en ultramar, anunció la Casa Blanca.

“El Presidente Trump decretó la creación de una política bajo la cual las agencias federales se enfocarán en la fuerza laboral estadounidense dentro de los lucrativos contratos federales”, indicó la Casa Blanca en un comunicado, en el que agregó que “es injusto que los empleadores federales sustituyan a estadounidenses perfectamente calificados con trabajadores de otros países”.

La decisión de Trump siguió al anuncio de la Autoridad del Valle del Tennessee (TVA) del despido del 20 por ciento de sus empleados en el área de tecnología, y el traslado de sus funciones a compañías que operan en otros países.