ads

El presidente estadunidense, Donald Trump, instó a la rebelión contra el confinamiento, pese a que su país se ha convertido en el principal foco del coronavirus con cerca de un cuarto de los más de 154 mil muertos en el mundo.

Y es que la distancia social ha frenado la virulenta propagación de la pandemia con 4 mil 500 millones de personas, es decir más de la mitad de la población mundial, confinadas en sus casas.

Sin embargo, en Estados Unidos, el principal instigador para poner fin al confinamiento es el propio presidente.

¡Liberen a Minnesota!”, “¡Liberen a Michigan!”, tuiteó Trump al tiempo que manifestantes, a veces armados, se disponen a desafiar de nuevo este sábado en las calles a las autoridades de estos estados demócratas.

ads