El Presidente estadounidense, Donald Trump, prometió este sábado “extinguir la plaga” del coronavirus en una ceremonia militar con más de mil 100 cadetes y soldados, todo un baño de masas en un momento en el que el país comienza a reabrir, pero se teme una segunda oleada de contagios en algunos estados.

Trump participó en la ceremonia de graduación de la academia militar de West Point, una de las tradiciones que acompañan a la Presidencia, y que el mandatario pidió que se mantuviera pese a la pandemia.