La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) congeló las cuentas bancarias de 42 empresas que realizaban operaciones simuladas, conocidas comofactureras.

Las empresas habrían realizado operaciones simuladas por 93 mil millones de pesos.

Además, de acuerdo con información recabada por el Servicio de Administración Tributaria, las empresas dejaron de pagar 55 mil 125 millones de pesos de impuestos a través de la emisión de facturas falsas.