La Navidad
  • David Villarreal
  • El joven, originario de Nuevo León, dijo que fue una gran experiencia su estadía, ya que “veía los paisajes, las plantas, los colores de la montaña”.

ORIZABA.- Tras un mes de permanecer en la cima del Pico de Orizaba, David Villarreal, de 23 años, descendió de la montaña más alta de México.
El joven, originario de Nuevo León, dijo que fue una gran experiencia su estadía, ya que “veía los paisajes, las plantas, los colores de la montaña; es increíble ver las estrellas y te conectas de una manera impresionante, ves el volcán en la noche, ves el blanco de la nieve, fue algo increíble”.
“Bajas y empiezas a ver otras plantas porque arriba no hay mucha flora, de hecho no hay, me sentía como en otro planeta viendo tanta diversidad, tantas flores, todo muy bonito. Sentí una impresión y enamoramiento de estar ahí, ver tanta diversidad fue toda una experiencia y agradezco mucho y vamos a ver qué sigue trayendo la vida”.
Aseguró que el principal objetivo que lo impulsó a ascender esta montaña fue el amor de transmitir ese afecto a la naturaleza y a la
superación personal.
Mencionó que esta travesía le deja mucho aprendizaje, además de que se siente privilegiado al haber estado en ese
lugar.
El regiomontano afirmó que una vez que se recupere financieramente estará trazando sus siguientes objetivos deportivos, pues tiene pensado viajar y subir montañas de mayor nivel como el Aconcagua y el Everest, así como otras montañas en Perú, Bolivia y Los
Himalayas.
Cuestionado si tiene planeado regresar al Pico de Orizaba el aficionado dijo que sí, aunque no
definió fecha.
“Sí tengo pensado regresar, no sé cuándo, sinceramente no tengo definido qué es lo que quiero, vamos a seguir viajando mi hermano y yo, vamos a subir un par de montañas por aquí dentro de México y regresando a Monterrey vamos a conseguir los recursos para ir a otros
lugares”.