Córdoba.- A fin de mejorar la calidad del café y el servicio que se otorgan en barras especializadas instaladas por productores del aromático, resulta necesario que haya continuidad en la capacitación, que el pequeño productor tenga las herramientas para salir adelante refirió Heziquio Hernández, campesino y comercializador.

Dio a conocer que, desde hace tres años, las autoridades municipales especialmente comenzaron a sumar esfuerzos con el cafeticultor, lo cual los impulsó a dejar de ser cereceros y añadir un valor al producto final con lo cual se obtienen mayores ganancias.

Con base en capacitación y apoyos económicos es que los productores lograron tazas de excelencia, e incluso, el grano tostado y molido conocido como de autor alcanzó hasta los 700 pesos el kilogramo, además se impulsaron marcas de productores locales a nivel nacional sin necesidad de los famosos intermediarios.

Para el productor Heziquio Hernández, Córdoba tiene una gran calidad de aromático, que incluso se puede comparar al de otros países altamente reconocidos, no obstante, sí falta que haya más impulso para el sector, sobre todo para mejorar la calidad del producto.

Recordó, tan sólo en el Museo del Café se cuenta con marcas de autor de campesinos de la Sierra del Gallego, que son deleite de propios y extraños, lamentablemente, son pocos los productores que sí apuestan a dejar su vida de cereceros.