• Es obligatorio a pesar de la pandemia
  • La CROC manifestó su postura sobre el aumento del salario mínimo.

ORIZABA.- El incremento a los salarios mínimos se tiene que dar a pesar de la situación económica por la que atraviesan los empresarios y la queja constante por este motivos, así lo consideró el secretario general de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), César Silva Reyes, ante el anuncio de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos sobre que se prevé un aumento moderado por efecto de la pandemia.
A pesar de que el gobierno federal tiene como intención alcanzar los 214 pesos en el tema del salario mínimo, la Conasami reconoce que debido a la pandemia del Covid-19 el siguiente aumento no debe ser de manera abrupta, porque se corre el riesgo de que genere desempleo.
Ante ello, el líder obrero mencionó que se tiene que esperar la propuesta del gobierno en turno, pues como recordó los dos últimos ajustes fueron superiores a los que tradicionalmente se realizaban en las administraciones anteriores, es decir, del 3 y 4 por ciento.
“Ahora tiene que haber mucha certeza en cuanto al incremento, pero de que se tiene que hacer se tiene que hacer, porque si el patrón se queja que la pandemia le está afectando, con mucha más razón se va a quejar el trabajador y que es él que también sufre las consecuencias, principalmente cuando se quedó sin empleo o se tuvo que conformar con las jornadas reducidas al 50 por ciento”, señaló.