ORIZABA.- El vocero de la Diócesis de Orizaba, Helkyn Enríquez Báez, manifestó que como sociedad se debe de exigir que no queden en la impunidad los crímenes que se están registrando en la zona centro del estado.

Lo anterior luego de que en la Noche Buena asesinaran a una mujer que se negó a ser asaltada, además del hallazgo de personas mutiladas en Jalapilla, por lo que resaltó que “la violencia es un síntoma de la descomposición social se sigue manifestando en lamentables actos de violencia”.

Dijo que se debe de analizar cómo se están transmitiendo y forjando los valores de las nuevas generaciones y que en estos días “se vuelve discurso pero no acción, pero también como sociedad debemos exigir que no queden los crímenes en la impunidad”.

“Pedimos a las autoridades y especialmente a las que tienen que ver con la seguridad que nos ayuden como sociedad, en la protección en el establecimiento de medidas que ayuden a no solo tener seguridad y caminar libremente, también a pacificar nuestra región”.

Indigna que en Veracruz esté entre los municipios con más feminicidios.