Superiberia
  • De Nogales y Río Blanco
  • Transportistas señalan que para acabar con la corrupción y extorsión urge que se haga una “limpia” de agentes de Tránsito.

Ciudad Mendoza.- En las delegaciones de Tránsito de Río Blanco y Nogales se requiere orden y limpieza de elementos, para combatir la corrupción, extorsión y hostigamiento contra el transporte rural y todo tipo de conductores, denunciaron  integrantes de la Unión Nacional de Transportistas Campesinos (UNTRAC). 
Dialogar por la vía pacífica con los titulares de las Delegaciones para exponer los abusos de los que son objeto, mencionaron que no ha sido suficiente para ver mejoras, por lo que es necesaria la intervención de autoridades estatales. 
Manifestaron que desde el año pasado arrastran el problema de que por cualquier falta administrativa los vehículos son llevados hasta los corralones del municipio de Ixtaczoquitlán, donde para liberarlos y cubrir la infracción erogan de 5 mil a 7 mil pesos. 
“En su momento acudimos a dialogar con las autoridades para que como responsables pongan orden entre los elementos que rebasan su autoridad; nosotros somos mil agremiados, pero este problema lo padecen a diario varios conductores”, señalaron. 
Por tratarse de corporaciones adheridas al estado, expusieron que el Gobierno Estatal debería indagar y realizar supervisiones constantes para exigir a los Delegados que pongan orden entre los elementos de vialidad a su cargo, ya que son los responsables de las anomalías que afectan a los conductores.

Vecino