Debido al aumento de muertes por coronavirus en Estados Unidos, los médicos han tenido que adaptar camiones como ‘funerarias móviles’ para colocar dentro los cuerpos de las víctimas.

En un video compartido en las redes sociales, se ve cómo el personal de salud utiliza montacargas para levantar los cuerpos infectados con COVID-19 y depositarlos en un camión refrigerador, el cual permitirá mantenerlos en buen estado hasta ser incinerados.