in

Usos y costumbres municipales

Superiberia

En días pasados se aprobaron por la mayoría PriAnista del cabildo cordobés, el cambio de uso del suelo para 2 mas, con el descaro que le caracteriza al director de obras públicas, que ni siquiera la molestia de explicar a detalle el supuesto cambio de uso de suelo, pues no le importa realmente si es el descarado mayor de estos usos y costumbres municipales, pues de él sólo salen permisos de todo tipo no importa afectar a quien se tenga que afectar, 45 gasolinerías en la ciudad, y todavía falta un año así que se podrán esperar otras 3 ó 4 dependiendo el hambre, y las supuestas necesidades de la ciudad, me río cada vez que se abre el debate, en cabildo de que las gasolinerías son el progreso para Córdoba, y no dice cuanto se lleva con cada una, ni por que ni a cuenta de qué otorgó permiso para cinco mini Aurrerá, regados por toda la ciudad, más mini plazas comerciales como la famosa plaza once, que son sólo locales en renta, y mientras en el discurso se ufanan de superar a Orizaba, si aquí ni siquiera plaza tenemos, pero si se ha superado en corrupción y mal uso de recursos, estos usos y costumbres han llegado a tal grado que nada importa como tal, es el año de hidalgo y obras públicas será como siempre el más beneficiado, pero qué digo año de hidalgo, este director lleva los dos de hidalgo, y el que viene es sólo el postre pues los jugosos diezmos, a la orden del amo, y como es año electoral pues de acuerdo a la tradición cordobesa, cuántos millones para apoyar al candidato se destinarán, pero seguramente si no sale del círculo rojo cordobés, el pretexto será “no tenemos dinero para eso” y más se robaran, contratando despachos a modo para auditorias a modo, porque no se explica a donde va el recurso millonario de ayudas a otras instituciones, o las múltiples adquisiciones aprobadas y jamás mostradas, digamos; los contenedores de basura, nunca aparecieron completos, o la mitad de lo que se pronuncia como adquisición jamás se ve completo.

Hoy sin rastro, por querer beneficiar a un amigo, moviendo oficinas por supuesto programa de austeridad, como la de hacienda y sin avisar a parecer en los locales de un amigo con una renta millonaria eso, no pasa a cabildo se administra por usos y costumbres de su círculo rojo, y las complicidades en las gasolinerías están al pago de puro favor político la de las ex bodega de Coca-Cola prometida a sus financiadores por Poco Cessos y cumplida en cabildo por el voto mayoritario del PRI y sus amigos los PANISTAS, y la segunda en medio de casas en una zona totalmente habitada del ex- regidor panista Rosendo Allende el que se fue y dejó la regiduría y nunca más reclamó nada, ni que entrara alguien en su lugar ni mucho menos lo que realmente quería atrás de todo, que era su gasolinera, pues ahora ya pagados los favores, esperemos más progreso, más avance, siempre adelante pero en corrupción, mochadas, y una serie de desfalcos, bien tapados, como se le tapó a Lavín, este es el Córdoba que terminará un segundo año de administración priista, con sus cómplices del PAN. Con esos usos y costumbres de la ciudad no se podrá avanzar mientras los favores se paguen a costa de los intereses de la ciudadanía, y mientras tengamos funcionarios de esta calidad moral, y en estos días navideños seguramente los que ya tienen su permiso y los amos del diezmo, tendrán una muy feliz Navidad, mientras la ciudad se sigue fundiendo en basura, inseguridad, luchas internas por ser el candidato del amo, esta semana de Navidad donde quedó demostrado una vez más que el PRIAN cordobés actúa a favor de sus intereses, puros usos y costumbres de la política cordobesa así lo veo yo desde las gradas y ¿ud? 

pepejets@hotmail.com

Corporativismo educativo

El minutero