El portaaviones estadunidense ‘USS Nimitz’ fue desplegado en el Golfo Pérsico esta semana, días antes del asesinato del principal científico nuclear de Irán, aunque la Armada de Estados Unidos dijo el sábado que el despliegue no estaba relacionado con ninguna amenaza específica.

No hubo amenazas específicas que desencadenaron el regreso del Nimitz Carrier Strike Group”, explicó la comandante Rebecca Rebarich, portavoz de la Quinta Flota de la Armada de Estados Unidos con sede en Bahrein, en un comunicado enviado por correo electrónico después de que el portaaviones se desplegó el miércoles.

Mohsen Fakhrizadeh, el científico iraní sospechoso por Occidente de planear un programa secreto de bombas nucleares, fue asesinado en una emboscada cerca de Teherán el viernes, amenazando con provocar un nuevo enfrentamiento entre Irán y sus enemigos en las últimas semanas de la presidencia de Donald Trump.