CD. Mendoza.- Como parte de las medidas sanitarias por la pandemia de COVID-19, la demanda de 300 comerciantes del mercado Morelos y de la periferia es el desazolve del sistema de alcantarillado y drenaje para evitar “focos de infección”.

El problema es mayor en el espacio conocido como “El Metro” ubicado en la parte posterior del mercado Morelos, donde cada temporada de lluvias es escenario del desbordamiento de los registros del desagüe.

El lugar se ubica entre las calles Belisario Domínguez y Madero, a un costado de la escuela Josefa Ortiz De Domínguez.

Locatarios afectados mencionaron que desde hace 10 años solicitaron al gobierno en turno la inversión  de recursos en el mantenimiento del sistema de drenaje, ya que por la tubería obsoleta hay fugas y suelen brotar heces fecales, lo cual además de producir malos olores, es un “foco de infección” para los comerciantes por lo productos que expenden.