Brasil.- Los mercados financieros y de cambios en Brasil se hundieron ayer lunes al cierre de operaciones tras la victoria de la presidenta Dilma Rousseff sobre Aécio Neves en la elección presidencial del domingo, que generó mayores temores entre los inversionistas que se vean cambio en las políticas económicas del país.

En una campaña muy reñida y decisiva desde el retorno de Brasil a la democracia, Rousseff obtuvo un 51.6 por ciento de los votos en las elecciones frente a Aécio Neves, el candidato favorito de los mercados, que registró el 48.4 por ciento de los votos.

El índice Bovespa, principal referente de la bolsa, retrocedió un 2.77 por ciento para cotizarse en las 50 mil 503.66 unidades, su peor desempeño desde agosto del 2008, tras desplomarse durante la jornada un 6.2 por ciento a 48.722 unidades.

 

Tomado de  El Financiero