CDMX.- Ricardo Anaya afirmó este lunes que durante el fraude electoral en Chihuahua en 1986, el presidente Andrés Manuel López Obrador era militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y estuvo “calladito como momia”.

“Quizá te estés preguntando, ¿por qué habría de avergonzar todo esto a López Obrador? Es muy simple: ¿quién fue el arquitecto de ese fraude electoral en Chihuahua? El secretario de Gobernación. ¿Y quién era el secretario de Gobernación en el 86? Manuel Bartlett. ¿Y dónde andaba López Obrador en ese momento? En el PRI. Calladito como momia”, destacó.

En el video, explicó que a López Obrador no le gusta contar la historia completa de la transición democrática en el país, debido a que esto lo deja “muy mal parado”.

Anaya señaló que existen dos momentos clave en la transición a la democracia: Chihuahua 86 y el fraude del 88.

“En 1986 hubo elecciones en Chihuahua para elegir al gobernador. En ese entonces todo lo controlaba el PRI, pero debido a la crisis económica que empezó en el 82, la gente estaba ya muy enojada con el gobierno, muy enojada con el PRI. Se cometió un asqueroso fraude electoral en las elecciones para gobernador”, narró. Así, le robaron la elección a Pancho Barra, apuntó.

El tema no era si se pertenecía a la derecha o a la izquierda, puntualizó Anaya, sino que era una lucha por la democracia. Incluso, el entonces alcalde panista Luis H. Álvarez, inició una huelga de hambre en protesta por dicho fraude. Y fue Heberto Castillo, líder de la izquierda, quien viajó para convencerlo de levantar dicha huelga.

El otro episodio ocurrió dos años después, en 1988, continuó Anaya, donde compitieron por la presidencia Carlos Salinas de Gortari por el PRI, Manuel Clouthier por el PAN, y Cuauhtémoc Cárdenas por el Frente Democrático Nacional.

El día de las elecciones, los primeros resultados le daban ventaja a Cárdenas, pero “se cayó el sistema, no existía el IFE (Instituto Federal Electoral). Era el secretario de Gobernación quien encabezaba la organización de las elecciones. ¿Y quién era el secretario de Gobernación? Seguía siendo Manuel Bartlett”, añadió.

El panista destacó que, durante la campaña presidencial de Salinas de Gortari, AMLO se mantuvo en el PRI y no acompañó la lucha del ingeniero Cárdenas ni de la izquierda de la época.

“Y ya después, cuando no le dieron la candidatura que él quería, y esto lo ha comentado Juan José Rodríguez Prats, entonces sí se salió del PRI para ser candidato a gobernador por el Frente Democrático Nacional. Por increíble que parezca, López Obrador se quedó en el PRI durante la elección presidencial de Salinas”, indicó.

Es una gran mentira que la democracia haya nacido con el triunfo de López Obrador, agregó. “Es mentira que la democracia nació hace dos años gracias a la supuesta cuarta transformación (…) La historia de la transición a la democracia no es la historia de un solo hombre, es la historia de un magnífico esfuerzo colectivo que hoy está bajo amenaza”, afirmó.

Esta amenaza se debe a que López Obrador nunca ha sido un demócrata y por eso desprecia a los medios de comunicación que lo critican, interviene en el Poder Judicial sin pudor e inventa una consulta popular que va a costar más que el avión presidencial para manipular una elección, aseguró el panista.