Mazatlán.- Situación fortuita y desafortunada la que vivieron elementos de Marina Armada de México y el operador de una grúa que vierte concreto en las alturas, al verse involucrados en un aparatoso accidente ocurrido en la colonia Urías, al sur de la ciudad.

Una aparente falla en el sistema de frenado, el descenso de una pendiente obligó al empleado de la empresa de concretos a maniobrar para evitar una colisión aparatosa contra otros autos, la opción fue internarse a la avenida Tráfico, para desgracia en el momento cruzaba la camioneta de la Marina por el lugar, al sur.

El peso y el volantazo provocó que la grúa volcara y cayera sobre la unidad federal dejando cuatro elementos heridos, uno de ellos de gravedad que fue llevado en la primera ambulancia a un hospital, por desgracia falleció en el trayecto.

Las demás unidades de rescate se encargaron de atender a los demás efectivos, dos de ellos no requirieron traslado, pero el tercero sufrió golpes en diversas partes del cuerpo, el siguiente paso fue rescatar al conductor de la camioneta que quedó sentado en el asiento del chofer con el peso de la pluma de la grúa cerca de él, la labor tardó casi una hora, en el proceso se movió el vehículo y con el apoyo de grúas se levantó el brazo metálico.

El informe después del rescate descartó alguna lesión mayor o fractura, pero por protocolos fue llevado a un hospital para ser examinado, el apoyo del conductor de la grúa consistió en el destrabe de la pierna izquierda que estaba entre el motor y los pedales de maniobra, al ser puesto a salvo el diagnóstico derivó fractura de tibia y peroné.

Extraídas las personas, el lugar cerrado a la circulación y quedó a disposición de peritos de la Fiscalía General de la República que se encargará de procesar la escena.

Las unidades Chevrolet Cheyenne con logos de Marina quedó declarada pérdida total y sería retirada después de realizar las maniobras necesarias que pondrían la unidad sobre sus neumáticos y proceder a la apertura de la circulación.