Amatlán, Ver.- Elementos de la Policía Estatal y de la Fuerza Civil, apoyados por la Guardia Nacional y Policía Ministerial, así como de un grupo antimotines, se mantienen en alerta en los alrededores al Centro de Reinserción Social de la Toma, ante el probable arribo de manifestantes, seguidores del líder cañero de la ACNC del ingenio central Motzorongo, Carlos Alberto Naranjo Lozano, a quién el juez de control resolverá hoy su situación legal por el delito de desaparición forzada y homicidio. Por el momento los accesos a la Toma, sobre la carretera estatal Córdoba -Amatlán, y por la Córdoba- Naranjal, se encuentran cerrados.

Para más información, adquiera mañana su periódico El Buen Tono.