Orizaba. – A las 12:00 horas las campanas de la catedral de San Miguel Arcángel empezaron a sonar, por cerca de 11 minutos repiquetearon como un signo en este Domingo de Pascual, como parte de la consagración solemne a la virgen de Guadalupe para pedir el fin de la pandemia.

Para más información, adquiera mañana su periódico El Buen Tono.