Córdoba, Ver.- Ajustadores de seguros de los municipios de Córdoba y Orizaba se encuentran amenazados para reportar al grupo criminal Los Zetas a los involucrados en un accidente de tránsito que puedan ser potenciales objetivos de secuestro; por no pasar la información a los delincuentes, un perito y un ajustador fueron “levantados” por policías municipales y torturados, se denunció en redes sociales y que quedó sentado en grabaciones.

De acuerdo con una publicación acompañada de videos y fotografías de los agraviados, en el momento de su tortura y posterior a ella, los agentes municipales de Córdoba y Orizaba son obligados por sus mandos a “levantar” a ajustadores de seguros, haciéndose pasar por miembros del Cártel Jalisco, para intimidar a los empleados de las aseguradores y hacer que estos les entreguen información privada de los clientes.