CÓRDOBA.-  En México diariamente una mujer es violentada, ya sea física o psicológicamente, no respetan la edad ni siquiera el estatus social.

Hay casos tan tristes, como el de una niña de 12 años, a manos de un adolescente, de 15, ejemplo de lo normalizada que está la violencia hacia las mujeres.

De acuerdo con Luz María Reyes Huerta, abogada del Colectivo Feminista Cihutlahtolli, aunque no con las mismas características, el año pasado se registró el asesinato de una niña y su madre a manos de la pareja de ésta última.

“Muchos hombres están acostumbrados a ejercer la violencia al considerar que las mujeres somos de su propiedad y si nos salimos de los parámetros de lo que ellos esperan de nosotros puede derivar en privarnos de la vida porque son nuestros dueños en su imaginario”, señaló.

El panorama en la zona serrana, reconoció que no podría ser diferente, pues las chicas se relacionan desde corta edad con alguien y su objetivo de vida, de acuerdo a su formación es crecer, casarse y tener hijos; “puede darse con mucha más frecuencia, pero no siempre se denuncia y si hay casos no son del dominio público”, destacó.

Mencionó que para terminar con los asesinatos de mujeres de cualquier edad tendría que cambiarse paulatinamente la manera en cómo los hombres conciben ser hombres y cómo las mujeres conciben y asumen su género.

Esta labor, señaló, tendría que comenzar educando a los niños desde muy corta edad, pues son los más susceptibles a modificar su manera de pensar. Los adultos ya tienen una formación, que si bien puede modificarse es sólo cuando así lo desean, pero es mucho más difícil.