Los murciélagos que habitan en las regiones fronterizas del sur y suroeste de China albergan otros tipos de coronavirus que ya tienen la capacidad de pasar a los humanos, advirtió la viróloga Shi Zhengli, del Instituto de Virología de Wuhan, durante un seminario en línea organizado el 3 de diciembre por la Academia Nacional de Medicina y la Academia Veterinaria de Francia.

Agregó que es probable que estos virus, incluidos los parientes cercanos del SARS-CoV-2, estén circulando en la naturaleza más allá de China.

“No deberíamos buscarlos solo en China, sino también en los países del sur de Asia”, indicó Shi, cuyo equipo de investigación descubrió por primera vez en febrero que el nuevo coronavirus está vinculado con murciélagos.