ORIZABA.- La diputada local por el distrito 23, Margarita Corro Mendoza, informó que ocho de cada 10 ganaderos se han visto afectados por el hurto de animales, sin ninguna responsable tras las rejas.

El abigeato siempre ha sido grave e incluso, le tocó ser víctima, pues en una sola noche los amantes de lo ajeno se llevaron más de 80 cabezas de ganado “y no hubo manera de saber quién, ni cómo o por dónde salieron, pareciera que desaparecieron”.

“Es un flagelo que además no alcanza fianza y yo les quiero preguntar ¿cuántos abigeos hay en la cárcel y eso tiene que ver mucho con los juzgados, en la integración de los expedientes y que por algún recoveco encuentran una salida”, puntualizó.

Mencionó que esto le pega a la economía de manera muy negativa “no se imaginan lo grave que puede ser para una persona que se dedica a criar ganado, más si sabes que desde que nace un becerro y hasta los cuatro años va a ser productivo pero durante ese tiempo tu lo tienes que alimentar, vacunar, desparasitar, bañar pero si no corres todo ese riesgo y en una noche te quitan todo”.

Indicó que desafortunadamente, esto también habla de la inmensa corrupción que hay, pues es casi imposible que de la noche a la mañana desaparezcan 80 cabezas de ganado, “no desaparecen y esto no es de ahorita, es de muchos años”.

Agregó que en lugares como Tepeaca se sigue comercializando como en tiempos de la colonia, es decir, por trueque. Ante ello, mencionó que esta por subir a tribuna para solicitar la creación de una fiscalía especializada en contra del abigeato y no crearía un costo porque lógicamente se tienen los elementos.