in

Adiós, señora Merkel: su legado, en la ciencia

Por Pablo Hiriart


MIAMI, FL.- Si la pareja de científicos turco-alemanes creadores de la primera y muy exitosa vacuna contra el Covid vivieran en México, tendrían orden de aprehensión.La exministra de Educación e Investigación, Anja Karliczec, estaría recluida en El Altiplano. O sería prófuga de la justicia.Es que el laboratorio BioNTech, del matrimonio de los inmigrantes turcos Ugur Sahin y Ozlem Tureci, recibió dinero público por la suma de 350 millones de euros para desarrollar su proyecto de vacuna contra la pandemia, y ahora el valor de mercado de esa empresa privada creció hasta las estrellas.Recibió dinero del erario, entregado por el Ministerio de Educación e Investigación (BMBF), como parte de un amplísimo programa de apoyo a la ciencia. Y se asoció con el gigante farmacéutico Pfizer para la producción a gran escala de la vacuna que ha salvado millones de vidas.

Para el gobierno mexicano eso es peculado, delincuencia organizada y uso ilícito de atribuciones y facultades.Por haber hecho lo que el MBFB –financiar la investigación científica–, la directora de Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, presentó una denuncia penal que fue atendida de inmediato por el fiscal general, Alejandro Gertz, quien solicitó orden de aprehensión para 31 científicos, investigadores y personal administrativo.Lo anterior muestra dos formas distintas de ver a la ciencia de parte de los gobiernos en el mundo.Angela Merkel concluyó un periodo de casi 16 años al frente del gobierno alemán y será recordada, entre otras aportaciones, por su decidido respaldo a la investigación científica para proteger la salud de los alemanes. También del mundo entero.

Respeta a la ciencia. Conoce su valor. Es licenciada en física y doctora en química cuántica. Mujer de fe (“es básica en mi vida”), optó por impulsar aún más el conocimiento y la investigación para la salud, en un país que desde 1949 ha hecho esfuerzos en la materia.Merkel promovió el financiamiento directo a la investigación científica, y que las universidades alemanas pagaran salarios más altos a los investigadores para tener a los mejores y retenerlos en el país.Cito, de manera textual, parte de los textos que ilustran la seriedad y respeto con que el gobierno alemán se relaciona con el quehacer científico, público, privado y en fundaciones (https://www.tatsachen-ueber-deutschland.de/es/investigacion-e-innovacion/solidas-redes-la-investigacion-en-salud-en-alemaniahttps://www.tatsachen-ueber-deutschland.de/es/alemania-de-un-vistazo/pais-del-conocimiento):

Esos éxitos han sido posibles gracias, sobre todo, a sólidas redes y estudios a gran escala, a los que el Ministerio Federal de Educación e Investigación (BMBF) de Alemania proporciona un gran apoyo. Ya en 2009, el BMBF comenzó a crear Centros Alemanes de Investigación en Salud.Actualmente hay seis centros distribuidos en unas 80 localidades. En ellos participan más de 100 universidades, hospitales e instituciones de investigación no universitarias.Las investigaciones se centran en el cáncer, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, las infecciones, la investigación pulmonar y las enfermedades neurodegenerativas. Otros dos centros están en fase de planificación.

También el centro de estudios NAKO, de observación de la salud a largo plazo, está destinado a luchar contra las enfermedades endémicas. Los aproximadamente 200 mil participantes serán observados durante un periodo de 20 a 30 años, poniéndose el foco en su salud, hábitos de vida, influencias ambientales y muchos otros factores.Por su escala y profundidad técnica, el estudio, financiado por el BMBF, la Asociación Helmholtz y varios estados federados alemanes, está considerado único en Europa.Ante la irrupción de la pandemia del coronavirus, el BMBF lanzó en 2020, además, la Red de Medicina Universitaria. Todos los hospitales universitarios alemanes forman parte de la red.

En ese marco, intercambian sus experiencias sobre el tratamiento de pacientes que padecen Covid-19 y trabajan juntos en proyectos para contener el virus. Se planea continuar con el funcionamiento de la red también después de la pandemia, para estar preparado para futuras crisis.Hasta ahí las citas.Para finalizar, esta exclamación del parlamentario alemán Johannes Vogel, cuando se confirmó que la vacuna era un éxito (y ahora protege contra las nuevas variantes del Covid):“Si fuera por los críticos del capitalismo y la globalización, no habría cooperación con Pfizer. Pero eso nos hace fuertes: ¡país de inmigración, economía de mercado y sociedad abierta!”.

Superiberia

Infonavit otorgará 3 millones de créditos

De política y cosas peores