Acatlán de Pérez Figueroa.- El alcalde, Adán Maciel Sosa, aseguró que no se encubrirá al elemento investigado por la muerte de un menor de 16 años de edad y que desde el día de los hechos se procedió conforme a la Ley, por lo que el policía y su arma de cargo quedaron a disposición de la Fiscalía Regional.

“Es de Acatlán, nos duele lo que pasó porque todos nos conocemos, hay consternación entre los elementos, debido a que ese día no estuvieron todos en el lugar”, expresó a la salida de una reunión con el Secretario de Seguridad Pública de Oaxaca.

Mencionó que como autoridades están abiertos al diálogo, tenemos que esperar a que terminen las investigaciones, la familia enfrenta el duelo, queremos que sigan las investigaciones y concluyan”.

Refirió que desde el día que el gendarme mató al menor, Alexander Martínez, “se le puso a disposición y aportamos todo lo que se nos requirió”.

Afirmó que no protegen al elemento y esperarán a que finalice el proceso; “aquí en Acatlán no hay cuota de piso ni secuestros, se ha hecho lo correcto, la Policía es oriunda de este lugar, siempre hemos cumplido con las certificaciones y tratado de hacer lo correcto, pero la desgracia tocó la puerta”, añadió.