Coscomatepec.- Con obras sin terminar y promesas incumplidas, el alcalde, Serafín González Saavedra, concluyó su tercer año de gobierno, manifestaron pobladores inconformes con la situación.

Un ejemplo, refirieron, es el proyecto de remodelación del Centro Histórico, que incluyó la introducción del cableado subterráneo y una inversión de 18 millones de pesos, según datos proporcionados en su momento por el edil.  

Aunque la obra se inició en julio de 2019 y González aseguró que los trabajos durarían unos meses, la falta de planeación hizo que a unos días de concluir 2020, el proyecto siga terminarse, añadieron. 

“Presumió que los trabajos incluirían la remodelación del Palacio Municipal, pintura de las fachadas, iluminación de la parroquia, ampliación de las banquetas, colocación de bancas, botes para basura y sembrar árboles, pero seguimos en espera de que cumpla”, expresaron los quejosos.

Denunciaron que para el funcionario la contingencia sanitaria fue el pretexto para desaparecer y darle la espalda a los ciudadanos.