Tlacotepec de Mejía.- El alcalde, Ansberto Marino Espinosa Murillo, “Tito”, fue denunciado por negarle pensión alimenticia a un niño, al que no reconoce como su hijo.

La denuncia fue presentada por Guadalupe Xaca Rivera, quien afirma que como resultado de una relación que sostuvo con el funcionario durante dos años, concibió al menor, pero se niega a hacerse cargo de su manutención.

Los hechos quedaron asentados en el expediente 210/2020, al que ya dio respuesta a la Fiscalía el presidente municipal, con fecha del 12 de julio del presente año, negando los hechos imputados.

EL BUEN TONO tuvo acceso al oficio de respuesta de Espinosa Murillo, donde sólo asienta que niega “los hechos y la imputación que realiza en mi contra la C. Guadalupe Xaca Rivera”.

Fue la mujer quien promovió una investigación de filiación, quien busca que el funcionario municipal reconozca y se haga cargo del infante. 

Espinosa Murillo sostuvo una relación durante dos años con la agraviada, con quien vivió en la Ciudad de México, pero al quedar embarazada ambos decidieron regresar a Tlacotepec de Mejía.

La mujer dio a luz en una clínica de la ciudad de Orizaba, pero  meses después Espinosa Murillo se separó de su cónyuge. 

Trascendió que hace unos meses el alcalde se acercó de nuevo a Guadalupe Xaca diciéndole que estaba arrepentido por haberla dejado, pero sólo se aprovecho de ella y volvió a desaparecer, lo que provocó el enojo de la madre del infante, que ahora exige que lo reconozca legalmente y lo mantenga. 

A pesar del mutismo con que el alcalde “querendón” pretendía manejar el caso, se pudo confirmar que ya hay un proceso en su contra, promovido por su cuñada, dijeron fuentes oficiales.