Tezonapa.- Ante el desinterés del alcalde, Arturo Sánchez García, por reparar las calles de la colonia Obrera, de Motzorongo, pobladores enfrentan problemas para transitar por la calle Sindicalista y la 7 de Mayo, debido a las pésimas condiciones en las que se encuentran.
La Sindicalista se transformó en una laguna de aguas negras por las constantes lluvias que se registran en los últimos días, denunciaron vecinos.
Las promesas de reparación para beneficio de la población iniciaron hace unos meses con la entrada de maquinaria pesada, pero la obra se detuvo por causas hasta el momento desconocidas, mencionaron los quejosos.
Añadieron que la obra de reparación son promesas de campaña de políticos, que cuando llegan a la alcaldía se olvidan de los votantes y se dedican a trabajar para su beneficio y de unos cuantos.
“Las arterias en mal estado es un reclamo constante, se les notificó a las autoridades en varias ocasiones, vienen, checan y no hacen nada para repararlas”, aseguró una vecina.
Motociclistas que utilizan la vía Sindicalista para pasar de una unidad a otra, hacen malabares para evitar caer en los baches y ensuciarse con agua anegada.
En tiempo de lluvia, la colonia Obrera presenta graves problemas, en primera por las calles deterioradas por los baches, que en tiempo de calor se convierte en un foco de infección porque los charcos sirven como criadero de mosquitos, “es un serio problema el que vivimos”, indicaron las fuentes.

*el tip
Incumplen
La reparación de la calle 7 de Mayo sólo fue una promesa, el Ayuntamiento se olvidó de la obra y abandonó la zona, que en los últimos meses registró dos reblandecimiento de tierra y socavones que ponen en peligro la vida de los transeúntes.