Río Blanco.- Ciudadanos exigieron al presidente municipal, David Velásquez Ruano, que se involucre en la solución del problema de la falta de agua desde hace una semana en la ciudad; manifestaron hartazgo de que el edil sólo se excusa con el argumento que es es tema que compete a la CAEV.

Reconocieron que aunque se trata de un servicio administrado por la dependencia, como primera autoridad es responsable de garantizar el derecho del vital líquido para los 45 mil habitantes del municipio o en su defecto buscar soluciones ante las constantes fallas que existen.

Mencionaron que desde hace dos años en Río Blanco se agravó el problema de la falta de agua potable por un sin fin de pretextos por parte de autoridades de la CAEV, por fugas, colapso de la tubería o fallas en las  bombas de suministro, situación que ya les ocasionó hartazgo y quieren que se acabe.

“Somos más del 80 por ciento de usuarios los que pagamos el servicio puntual, sin adeudos, hay quienes lo hacen de forma anual, tanto doméstica como comercial y ni así tenemos líquido, ya llevamos una semana sin gota de agua y el presidente se sigue deslindando del problema”, se quejaron.

Manifestaron que con la pandemia de COVID-19 es urgente que se restablezca el suministro, que las autoridades aterricen soluciones para que las familias tengan el vital líquido, ya que lo necesitan para mantener las acciones de limpieza e higiene que se requieren para evitar contagios.

“No pedimos agua para albercas, jacuzzi o desperdiciarla, sino para lo más esencial como lavar trastes, bañarnos y lavado de manos, es muy difícil mantener limpio el sanitario en un hogar donde hay cuatro integrantes como mínimo. Hay quienes quizá tengan dónde ir a conseguir agua o piden pipas privadas, pero no todos tenemos esa posibilidad”, expusieron los quejosos.