Superiberia

Córdoba.- La mañana de este jueves la alcaldesa Leticia López Landero cedió ante los medios de comunicación y sostuvo un desayuno privado con periodistas a fin de “limar asperezas” según confiaron algunos de los asistentes.

El evento se realizó desde las nueve de la mañana en el Salón Los Quintales, aunque la edil llegó casi una hora después. El acceso fue restringido y aunque existen varios salones en el propio ayuntamiento, prefirieron pagar la renta de un salón particular, así como el servicio de alimentos para los convocados.

Al detectar la presencia de El Buen Tono para realizarle una entrevista, la presidenta municipal huyó por la puerta de emergencia del lugar e incluso se fue en un automóvil y dejó a su chofer con la Suburban en la que llegó.
Minutos después, poco a poco se fueron los invitados y el lugar quedó vacío, sin que la alcaldesa diera la cara para justificar este evento con cargo al Ayuntamiento.

Luego de una transmisión en vivo, a través de las redes sociales ciudadanos opinaron que si la alcaldesa quiere congraciarse con los medios de comunicación, debe hacerlo fuera de horario laboral y con recursos propios, porque se trata de un asuntos privado que sólo a ella le interesa.

Vecino