Veracruz.- Tras las fuertes lluvias que se han registrado en la zona, las autoridades municipales de Tlalixcoyan se mantienen en alerta ante el posible crecimiento del río Blanco que podría afectar a varias comunidades ubicadas en la zona más baja de la demarcación.

Las precipitaciones en las últimas horas han ocasionado que afluente se encuentre en riesgo de un desbordamiento, pues está a 4.6 metros por arriba de su nivel.

Comentan que, aunque tienen la capacidad para la instalación de albergues para el resguardo de la población que pudiera verse afectadas, hasta ahora no se ha requerido.

Sin embargo, destacan que en apoyo a la población que se ha visto afectada económicamente por el Covid-19 se instalaron dos comedores comunitarios; uno en la cabecera municipal y otro en Piedras Negras atendiendo a 400 familias, lunes, miércoles y viernes con horarios de 12:00 del mediodía hasta las 16:00 horas.