Orizaba.- Vendedores de mariscos y pescados obtuvieron una importante derrama económica durante los días “fuertes” de esta Semana Santa, reconociendo ventas hasta del 100 por ciento, lo que se traduce como una necesaria inyección a su economía.

El Presidente de la Cámara Nacional del Comercio en Pequeño (Canacope), Guillermo Trujillo, explicó que comerciantes instalados en el mercado Melchor Ocampo y alrededores de la ciudad, precisamente del giro restaurantero de los productos del mar, sí obtuvieron buenas ganancias en esta Semana Mayor, lo que se considera el inicio de un año de crecimiento en cuanto a economía en la zona.

En un recorrido realizado en las inmediaciones del citado zoco el pasado viernes, se apreciaron filas de personas de hasta casi dos cuadras, esperando comprar productos como pescado, camarón, filetes, cabezas de pescado, entre algunos más.

En una encuesta realizada al propietario de la pescadería “Ruiz”, reconoció que sus ventas habían estado considerablemente altas, por lo que se consideraba una época propicia que levanta el ánimo para el resto del año.

Mientras que los productos más comercializados fueron filete, camarón, cabezas para caldos y jaiba con precios que oscilaban de entre los 35 hasta los más de 150 pesos según a la cantidad.

Carlos Guevara

El Buen Tono