Debido a que la pandemia no cede, este año las fiestas decembrinas serán distintas.

El presidente Andrés Manuel López Obrador llamó a la población, en especial a los capitalinos, a evitar salir de casa o realizar grandes reuniones familiares para minimizar el riesgo de contagios o eventuales hospitalizaciones y muertes.

Planteó no salir a festejar a la virgen de Guadalupe y el Día de Reyes o hacer posadas y brindis con amigos o compañeros de trabajo. “Todo esto es voluntario”, aclaró. Pidió usar teléfono o internet para comunicarse. “Que no se reciban muchas visitas, aunque sean nuestros seres queridos”, insistió.