El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se rió este lunes por el alud de memes que desató su propuesta de rifar el avión presidencial, aunque negó rotundamente que esta iniciativa sea una “ocurrencia”.

“Los conservadores están molestísimos e inquietos. Dicen que son ocurrencias pero nosotros no actuamos de esta manera. No es un Gobierno de ocurrencias“, sostuvo el mandatario al ser cuestionado por el asunto en su rueda de prensa matutina en el Palacio Nacional.