Por Mauricio Flores / Columnista

Andando y haciendo surco

El sector agropecuario, considerando la reingeniería y recortes del primer presupuesto federal de Andrés Manuel López Obrador, salió bien librado pues la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural a cargo de Víctor Villalobos se reorganiza como entidad promotora de la productividad -ya no preñada de programas asistencialistas- que se estrenará en ese nuevo enfoque tan pronto como el 8 de febrero próximo en el municipio guerrerense de Pungarabato.

Ahí, en Ciudad Altamirano, se hará la entrega piloto de fertilizantes nitrogenados y fosfatados por un valor de hasta 5,600 pesos por productor conforme a un Padrón Único, y que se irá extendiendo a nivel nacional conforme a 6 zonas estatales apoyada en 300 puntos de distribución operados por Segalmex, a cargo de Ignacio Ovalle.

Este es uno de los 4 programas estratégicos de SADER (31.3% de su presupuesto) , y que tendrán que instrumentar los subsecretarios Víctor Suárez y Miguel García, que tiene por fin estratégico elevar la producción de granos y oleaginosas básicas (con parcelas de maíz, frijol, trigo panificable, arroz a) en donde se genera buena parte de la dependencia a la importación de tales productos. Por ello los programas precios de garantía, de producción para la producción y el crédito ganadero que en esa misma lógica busca capitalizar las pequeñas vaquerías.

Es una estrategia diferente que busca potenciar al “campo rezagado” que no ha logrado articularse de manera rentable con los mercados.

La primera prueba de Zaldívar

El nuevo presidente del poder Judicial, Arturo Zaldivar, tiene por primera prueba demostrar aquello de que el “buen juez por su casa empieza” luego de que el pasado 28 de diciembre el Consejo de la Judicatura Federal adjudicara apresuradamente el contrato multianual de 2,400 millones de pesos para la administración de su red privada virtual bajo condiciones específicas favorables al consorcio Uninet-Scitum-RedUno propiedad de Telmex. La revisión detenida de un concurso que inició en noviembre con notables quejas por su procedimiento y valuación, es la oportunidad para que la SCJN muestre su transparencia y probidad como su verdadera fuerza en la balanza de poderes federales.

 mflores37@yahoo.es

@mfloresarellano