Cosolapa.- Después de nueve años de diligencias, investigaciones y promociones de amparo para escapar de la justicia, la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), capturó a un individuo que en 2011 asesinó a puñaladas a un policía municipal, hijo de un ex alcalde de San Miguel Soyaltepec.

Misael Clara “N”, ingresó anteanoche al penal de Oaxaca por homicidio calificado en agravio de Irving Mauro Pérez, donde unos cómplices enfrentan sentencia condenatoria por el crimen del gendarme.

Abogados del inculpado realizaron varias promociones de amparo contra las acciones del Juez de Control, quien hace unos días ordenó su reaprehensión al considerar que existían elementos y pruebas suficientes que lo relacionaban en el asesinato.

Los hechos ocurrieron en abril de 2011 en la colonia Centro de San Miguel Soyaltepec, cuando unos individuos, entre quienes destacaban Benito y Constantino Mauro, causaban desmanes con un machete y atentaron contra  varios transeúntes.

Pobladores reportaron a la Policía Municipal el problema que prevalecía e indicaron que los sujetos se encontraban en estado inconveniente y con machete en mano.

Oficiales patrulleros, entre ellos Irvin Mauro Pérez, quien resultó ser primo de los individuos, llegaron a la zona para controlar la situación, pero cuando sometían a los rijosos, uno de ellos lo atacó por la espalda y asesinó a puñaladas.

El elemento quedó tirado en el camino donde fue auxiliado por sus compañeros y en una ambulancia trasladado a un hospital de Tierra Blanca, donde falleció por complicaciones en su salud y heridas.

Policías rodearon el sitio del atentado donde detuvieron a tres presuntos implicados en el crimen y uno más escapó al descubrir la movilización policiaca que había.

Aún cuando los primos del policía alegaron ser inocentes y no tener relación con la muerte de Irving, su defensa aportó pruebas y evidencias para desmentir las imputaciones de la Fiscalía General del Estado.

A pesar de los años de diligencias e investigaciones, la defensa no ha confirmado la inocencia de sus clientes y eso provocó que el Juez de Control girara orden de aprehensión contra Misael Clara al encontrar elementos que lo relacionaron con el asesinato del uniformado.