Tezonapa.- Con información de afectados y los trabajos de inteligencia de la Policía Cibernética Federal, autoridades de la Fiscalía General de la República (FGR), cuentan con informes de personas que abrieron las cuentas bancarias en las que los afectados realizaron transferencias bancarias para pagar pedidos de azúcar o etanol.

La red delictiva usó las páginas de Internet de los ingenios de la región, entre quienes destacan Central Motzorongo, El Refugio, La Margarita, Providencia y El Potrero para estafar a comerciantes.

Entre las víctimas se encuentran empresas de Puebla, México y la región, pero el número de afectados puede aumentar, ya que sólo una parte se presentó a reclamar la mercancía que compró.

Los primeros informes indicaron que los estafados aportaron entre 20 mil y 300 mil pesos para adquirir mercancía, pero nunca se dieron cuenta que la operación era con grupos de estafadores que trabajan a través de la red.

Hasta el momento no existen datos concretos del número real de empresarios y comerciantes defraudados por la delincuencia; sin embargo, se sabe que el monto depositado a las cuentas bancarias podría ascender a un millón de pesos, de acuerdo con informes oficiales recabados.