Fortín.- Un empleado terminó con una probable fractura en la pierna y brazo derecho, luego de ser atropellado por un enfermero del Hospital General de Río Blanco, que se desplazaba a bordo de una camioneta en el camino a Mata Larga.

Paramédicos de Cruz Ámbar que fueron alertados, prestaron las primeras atenciones al lesionado, el cual tras ser empaquetado de sus extremidades, fue canalizado a un hospital privado de la avenida 7, donde quedó internado y bajo vigilancia de médicos de urgencias.

Los sucesos ocurrieron a las 13:00 horas, cuando por el camino referido caminaba el repartidor de paquetería Nicolás Martínez Ochoa, de 52 años, con domicilio en el camino a Villa Unión sin número, ya que entregaría un paquete a una casa contigua al cementerio local.

En un hecho inexplicable, el enfermero Rafael Cordero Guerrero, de 45 años, aparentemente se quedó dormido, ya que invadió carril contrario cuando se dirigía de Fortín a Mata Larga, y arrolló al empleado al conducir una camioneta Chevrolet, roja, placas YGC 32-01, del estado.

Testigos de los hechos de inmediato movilizaron a paramédicos, policías municipales y elementos de la dirección de Tránsito del estado, quienes finalmente se hicieron cargo de la situación.

 

ELEUTERIO ESPINOZA 

El Buen Tono