Río Blanco.- Una pareja de trabajadores de la construcción, que se dirigía a iniciar su jornada laboral a bordo de su motocicleta, fue atropellada por un taxista cuando circulaban sobre el camino que conecta a la congregación Vicente Guerrero con la autopista Puebla- Córdoba, por lo que ambos quedaron tendidos sobre la cinta asfáltica hasta que el propio ruletero los trasladó a un sanatorio participar de Orizaba para su valoración, en tanto ninguna autoridad hizo presencia para tomar conocimiento del percance.

Para más información, adquiera mañana su periódico El Buen Tono.