CÓRDOBA.- La regidora cuarta, María Cecilia Serrano Soval indicó que es necesario aplicar las leyes de aguas residuales, ya que estas existen, y que no se siga contaminando los pocos ríos y arroyos que existen.

“En Córdoba, no tenemos ningún río ni arroyo contaminado en tratamientos, ni mucho menos se les exige a las empresas y las que hay son simuladas, porque nadie está verdaderamente tratando las aguas residuales que se vienen recogiendo a través de todos los arroyos”, expuso.

Serrano Soval recalcó que existe una empresa cervecera que cuenta con una planta de tratamiento en el río Blanco, el cual es el más contaminado de la ciudad.

“En el 2006, yo participé en una investigación con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) con el doctor Jorge Arturo de León Rodríguez, el cual es un toxicólogo e hicimos un estudio, sobre todo de insuficiencia renal en las personas que vivían en las márgenes del río Blanco, pasamos desde Mata Tenatito y todo lo que respecta Tezonapa y demás”, declaró.

Dijo que en ese entonces se había encontrado el aumento de insuficiencia renal en esos pacientes; cuando se solicitó el estudio topográfico y geológico se encontró una gran cantidad de materiales pesados, entre ellos zinc, cadmio y principalmente mercurio.