Por Mauricio Flores /  columnista

Día “D”, 18 de Marzo

Este lunes, la tradicional celebración por la Expropiación Petrolera será el marco en el que el presidente Andrés Manuel López Obrador presente la tercera propuesta para el rescate y relanzamiento de Pemex, que esta ocasión se enfocaría a las acciones -y canalización de recursos- para elevar la declinante plataforma de producción bajo un nuevo acuerdo para atraer inversión privada hacia la estratégica actividad en coordinación con la empresa encomendada a Octavio Romero.

Como es sabido, el objetivo oficial es llegar al final de sexenio con un nivel de producción de 2 millones 450 mil barriles diarios, afinando los trabajos de exploración y perforación para lograr la más pronta migración de reserva 3P (posibles) a las 2P (probables) y estas a las 1P (probadas). También es conocido que calificadoras y bancos de inversión han hecho patente su preocupación ante la posibilidad de que no se articule un programa de inversión para elevar 31 por ciento la producción de crudo, y su recomendación ha sido primar la inversión precisamente en exploración y extracción.

Este lunes, por tanto, es un momento crucial en las definiciones energéticas del nuevo régimen y que buscaría mejorar el marco de entendimiento y certidumbre de Pemex con las empresas privadas, contratistas y proveedores para detener y la caída y luego elevar la producción de crudo ligero y pesado. Todos atentos.

Walmart conjura

No estuvo fácil, pero no habrá huelga en la cadena comercial a cargo de Guilherme Loureiro. La CROC negoció un acuerdo para un incremento de 5.5 por ciento directo al salario (la agrupación que encabeza Isaías González inició pugnando por el 20 por ciento) y un bono de productividad ajustado al desempeño de cada unidad de venta. Dicen que siempre es mejor un mal acuerdo que un mal pleito… pero en el rebotado ambiente sindical habrá que esperar cual será el siguiente paso que den las agrupaciones que encabeza Napito y Pedro Haces, que parecen mas interesadas en acunar sus propios intereses que abonar a favor de un ambiente de estabilidad que permita se sostengan las fuentes de trabajo.

“No me ayudes compadre”

Dicen que a quienes no hace un favor ni al Presidente, ni a María Luisa Albores en la Secretaría del Bienestar, es el oficial mayor, Gabriel Baldemar Hernández  Márquez a quien le da por “presidenciar” a toda mesa a la que llega por su presunta cercanía con los “jefes”. Si fueran sólo dichos, no pasarían de la anécdota, pero el hecho de que las licitaciones abiertas estén prácticamente ausentes en los procesos de adquisición de esa dependencia pueden generar situaciones de opacidad que no ayudan al andamiaje institucional. Dice el refrán que no hay que hacer cosas buenas que parezcan malas.

@mfloresarellano

mflores37@yahoo.es