in

ASESINADO

Superiberia

Cuitláhuac.-  Un avecindado en la frontera de 43 años, fue asesinado de 2 balazos en la cabeza, y su cuerpo localizado en un camino vecinal de la congregación La Pitaya o La Luz. siendo plenamente identificado mediante una credencial oficial, en donde se conoció que se llamaba Erasto Ojeda García, de 43 años y con domicilio en Mexicalli, Baja California. 

Los sucesos se registraron la noche de este lunes 24 de diciembre, cuando vecinos de la referida congregación pasaron por un camino vecinal, en donde descubrieron el cuerpo sin vida de una persona, por lo que de inmediato dieron aviso a las autoridades locales y más tarde arribaron las corporaciones policiacas, así como autoridades del Ministerio Público. 

Alrededor de las 20:30 horas, acudieron al sitio elementos de la Policía municipal de Cuitláhuac, así como uniformados de Seguridad Pública con base en Fortín, y elementos de la Agencia Veracruzana de Investigaciones (AVI), todos en auxilio del personal de la agencia del Ministerio Público del sector Sur de Córdoba, cuyo encargado es el licenciado Benito Carpinteiro Solano. 

Informes revelados indican que la víctima presentaba varios tatuajes, así como 2 impactos de bala en la cabeza; al momento se ser inspeccionado el cuerpo, entre la ropa se encontró una credencial a nombre de Erasto Ojeda García, de 43 años y con domicilio en calle Oasis, sin número, de la colonia Villa Zapata, en el municipio de Mexicalli, Baja California. 

Una vez que los peritos criminalistas y el personal ministerial realizaron las inspecciones oculares de rigor, el cuerpo fue levantado y trasladado al anfiteatro de una funeraria en la ciudad de Córdoba, donde hasta el momento permanece sin ser reconocido oficialmente. 

Según el resultado de la necropsia de ley, la causa de muerte fue traumatismo de cráneo, producida por proyectil de arma de fuego, en tanto, autoridades ministeriales trabajan en el caso para tratar de dar con el o los responsables de los sucesos.

 

ELEUTERIO ESPINOZA B.

EL BUEN TONO

Vicente Guerrero

Roban cadáveres de una funeraria

Aumentan infecciones respiratorias