Altotonga.- La Agencia Veracruzana de Investigaciones, investiga el cobarde crimen de una mujer y sus dos menores hijos cometidos en el interior de su domicilio en la colonia Loma de las Flores del municipio de Altotonga, al parecer el móvil de este triple crimen fue el robo.

La Policía informó que las personas asesinadas  respondieron a los nombre de María de Lourdes Hernández Méndez, de 27 años de edad, y sus menores hijos José Miguel y Ricardo de apellidos Ramírez Hernández, de siete y cuatro años de edad.

El descubrimiento de este triple crimen fue hecho por  Alejandro Hernández Méndez, de 25 años de edad, la tarde del martes, cuando acudió a visitar a su hermana María de Lourdes, quien vivía en compañía de sus dos menores hijos en la colonia Lomas de Las Flores, ya que su esposo y padre de los menores se encuentra en los Estados Unidos trabajando.

Alejandro Hernández, con domicilio conocido en la comunidad de San Marcos, del municipio de Altotonga, dijo a la Policía y al llegar a la casa de su hermana vio que la puerta principal se encontraba abierta y al entrar descubrió que su consanguínea y sus dos sobrinos, estaban muertos, los cuerpos estaban ensangrentados y todo revuelto, los cajones del ropero tirados.

Espantado de lo que había descubierto salió de la casa de su familiar y corrió avisar a su mamá y luego dieron parte a la Policía municipal de Altotonga, quienes al llegar y confirmar los hechos sangrientos solicitaron la presencia del Ministerio Público.

Al lugar llegó el Agente del Ministerio Público, apoyado por personal de Servicios Periciales y elementos de la Agencia Veracruzana de Investigaciones.

Las autoridades ministeriales encontraron en el interior de la vivienda el cuerpo sin vida de la joven mujer tirado a un lado de la cama y los cuerpos  sin vida de los dos niños sobre la cama.

Madre e hijos fueron asesinados a puñaladas, los tres estaban degollados.

En las primeras investigaciones de la Policía indica que el asesino o asesinos entraron a robar  en el domicilio sabiendo que vivía sola la mujer en compañía de sus dos menores hijos, pues  estaba todo hecho un desorden.

Agencia