Un oficial maliense, el coronel Assimi Goita, se presentó el miércoles como el nuevo hombre fuerte de Malí al frente de la junta militar que depuso la víspera al presidente Ibrahim Bubacar Keita, un “motín” condenado de manera unánime por la comunidad internacional.

Me presento: soy el coronel Assimi Goita, presidente del Comité Nacional para la Salvación del Pueblo (CNSP)”, declaró a la prensa este oficial que ya había aparecido ante las cámaras, sin tomar la palabra, en la noche del martes, cuando un grupo de militares anunció la creación de ese comité que provocó la dimisión del presidente Keita.

Goita dijo que su país se encontraba “en una situación de crisis sociopolítica, de seguridad” y aseguró: “ya no podemos equivocarnos más”.