CDMX.- Luego de que Julián LeBarón, uno de los integrantes de la familia de la cual nueve personas fueron masacradas el pasado lunes, indicó que el hecho no se trató de una confusión con el crimen organizado sino un ataque directo para dar un mensaje al Gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador aclaró que nada se descarta.

Una de las primeras líneas de investigación de las autoridades mexicanas es que los Lebarón fueron confundidos, por las camionetas usadas, con integrantes del crimen organizado, derivado de un ataque entre el grupo La Línea, de Chihuahua, y Los Salazar, de Sonora.

Sobre el tema, el Presidente de México también destacó que en el Ejército, la Marina y la Guardia Nacional cuenta con gente profesional y honesta, y en éste y otros casos se está actuando.

“Hay capacidad técnica tanto en el Ejército, la Marina, la Guardia Nacional. Hay profesionalismo y se están aplicando estrategias de investigación, hay inteligencia instrumental y equipo suficiente”.