• Pasa de 600 a mil 500 por la pandemia
  • Los ciudadanos también reciben aparatos funcionales que les ayudan a mejorar su vida.

CD. Mendoza.- A siete meses de la pandemia por COVID-19, el padrón de beneficiarios del programa municipal “Mi despensa”, aumentó de 600 a mil 500 el padrón de beneficiarios.
La directora del DIF municipal, Ingrid Romero García, informó lo anterior y añadió que las entregas se realizan bajo los protocolos sanitarios que marca la nueva normalidad en el país.
Dijo que antes de la pandemia se creó el programa de apoyo para sectores vulnerables, pero a partir de la contingencia la demanda aumentó por la situación económica crítica que generó.
A diferencia de los apoyos que otorga el DIF estatal, enfatizó que en el programa municipal no hay lista de espera, ya que hasta el momento todos los que solicitaron la ayuda se les integró al padrón y reciben la dotación de alimentos.
Indicó que aunque las despensas no se entregan en los domicilios, los beneficiarios acuden al DIF donde se instaló una cabina de sanitización y se siguen los protocolos sanitarios, para que recojan los productos con seguridad y sin peligro.