Superiberia

Tezonapa.- Malestar de la población y automovilistas provocó el cierre de la nueva carretera construida por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), entre Paraíso y Motzorongo, ya que aseguran todavía no está lista para ser
transitable.

La carretera estatal fue terminada hace varias semanas por el gobierno federal y abierta el martes al paso de vehículos, pero esa misma tarde, las autoridades municipales la cerraron porque no ha sido inaugurada por el ayuntamiento, con argumentos de que todavía no está transitable.

Inconformes, dijeron que el ayuntamiento debe abrir el camino porque se trata de una obra del Gobierno federal, no del municipio, y ese tramo carretero ha estado cerrado casi cuatro años.

“El cierre del camino es porque todavía no está en condiciones de ser transitada”; sin embargo, en un recorrido por la zona se confirmó que la obra se finalizó con todo y señalética desde hace más de dos semanas.

Desde la tarde-noche del martes, personal del ayuntamiento colocó piedras en el camino por el lado de Paraíso y neumáticos y cinta amarilla, al otro extremo para evitar el paso de vehículos por la nueva carretera.

Personal que laboró en la construcción de la obra, aseguró que estaba considerada para terminarse desde mediados de diciembre de 2020, pero por algunos trámites se amplió unas semanas más y desde hace un tiempo quedó terminada al 100 por ciento.

Vecino