Superiberia
  • sin ideologías y confrontaciones
  • En los siguientes días se estarán dando a conocer los protocolos para el Miércoles de Ceniza.

Orizaba.- A unos días de celebrarse la Jornada Mundial del Enfermo, ayer en la misa del mediodía, el obispo de la Diócesis de Orizaba, Eduardo Cervantes Merino, realizó una oración a la Virgen para “que iluminen a las autoridades, para que ejecuten lo que tienen que hacer y bien, sin ideologías ni confrontaciones, sino haciendo bien para lo que fueron electos”. 
El 11 de febrero, Día de la Señora de Lourdes, también se celebra esta jornada, por lo que el Monseñor pidió en oración a la Virgen María por los enfermos y por las personas que los están atendiendo en medio de una pandemia por el SARS-CoV-2, tanto en sus casas, como en los hospitales.
Resaltó que los católicos deben ser más coherentes y retomó las palabras del Papa Francisco: “Ante el enfermo necesitamos acciones, no palabras. Ya ven cómo estamos en algunos países de América Latina, llenos de verborrea y no hay soluciones claras”.
Destacó que “muchos en esta crisis de salud sólo piensan en ellos, otros más el egoísmo no los hace pensar en el dolor y en el sufrimiento de los otros, pero también es verdad que en las condiciones de la enfermedad aparece el corazón generoso y noble tocado por Dios y que se hace sensible al hermano que sufre y en cierta forma sufres con él”. 

Vecino